Notice: Undefined variable: navegador in /home/anteceso/public_html/movirede.php on line 50

Notice: Undefined variable: navegador in /home/anteceso/public_html/movirede.php on line 75
CASA DOS SOMOZA DE GALIZA

CASA DOS SOMOZA DE GALIZA

PERSOAS IMPORTANTES NA NOSA ESTORIA

LINAXES

HOSPITAL DO INCIO

Juan de Somoza Losada y Quiroga Caballero del Hábito de Santiago, Capitán de Tercios, Gobernador y Capitán General de la provincia de Santa Cruz en Indias

Su sobrino don Diego Somoza Losada y Quiroga, de la casa de Laiosa, se casa con doña Josefa Losada Guitián, propietaria de la casa de Souto (en Ribas Pequenas), solar de los Vizcaino, procedente de las casas de Eirexalba en O Incio y de las de los Quirogas (en Puebla de San Julián y Hospital do Incio)

Su hijo don Francisco Antonio Somoza Losada y Vizcaino se caso con doña Manuela Salgado Gayoso propietaria de la casa de Hospital. Quedando unidas las casas de Hospital y Ribas Pequenas.

Su hijo don Manuel Felipe Somoza Gayoso y Vizcaino se caso con doña Isabel Somoza y Somoza Feijóo (hija de don Benito Somoza Villamarín, dueño de la casa y granja de San Fiz de Cangas, en Panton, y doña Micaela Feijóo y Enríquez Saco, de la casa de Pallares en Baamorto de Monforte, y de la de Vales en Teilán de Bóveda).

Su hijo primogénito don Francisco Somoza y Somoza Vizcaino se caso con su parienta con doña Angela Somoza y Pallares (hija de don Juan Francisco Somoza Saavedra Losada y Quiroga, de la casa solar de los Somoza, en Laiosa, y grande de Sárria, y doña Vicenta Pallares Gayoso, tía del primer Conde de Pallares dueño del Pazo de Ferreiroá en Pantón). Tuvieron dos Hijas: Manuela y Carmen Somoza y Somoza Pallares.

Doña Manuela Somoza y Somoza Pallares se caso con don Antonio Vázquez de Parga y Vaamonde (abogado, diputado de las Cortes de Cádiz, alcalde de Lugo, delegado provincial de Rentas, propietario del Pazo de Penas Corveiras). Esta hija mayor heredó las casas de Hospital y Rivas Pequenas. Tuvieron dos hijos: Manuela, Josefa y Manuel Vázquez de Parga Somoza y Pallares.

Doña Carmen Somoza y Somoza Pallares se caso con don Diego Saco y Quiroga, de la casa-torre de Ver. Su hija doña Ascensión Saco Somoza se caso con el ingeniero don Manuel Ribadeneira propietario de la casa grande de Loureiro en Buciños de Carballedo y del Pazo de Cudeiro cercano a Orense.

El Excmo. Sr. D. Manuel Vázquez de Parga y Somoza Pallares fue el IV Conde de Pallares (tiene dedicada una calle en Lugo y otra en Villalba), diputado y senador. Su hijo Germán fue presidente de la Diputación de Lugo y su hijo Nicolás fue diputado nacional y director general.

Fuentes de consulta: El Progreso de Lugo


HISTORIA DE D. JUAN LUCIO SOMOZA

Juan Lucio Somoza nació en Buenos Aires el 13 de diciembre de 1836. El ambiente de persecución que se vivía en la Argentina , contra aquellos que aspiraban a una patria libre y próspera motivó a sus padres Felipe Somoza y Juana Baya a emigrar a la ciudad de Montevideo. Allí comenzó sus estudios primarios, pero a los doce años fallece su padre y debió regresar a su ciudad natal.

A la edad de veinte años se radicó en el pueblo de San Nicolás de los Arroyos dedicándose a la actividad comercial en el negocio de Don Segundo B. García. Allí se encontraba cuando, sin reparar en que posiblemente perdía un brillante porvenir, se alistó en el ejército, en la Campaña contra las tropas de la Confederación Argentina del General Urquiza, incorporándose como soldado al Batallón 2º “San Nicolás de Guardias Nacionales”. Actuó como tal en la batalla de Cepeda, mereciéndole ser ascendido a alférez. El 23 de octubre de 1859 tuvo lugar la contienda, en la cual las fuerzas de la Confederación vencieron a las del Estado de Buenos Aires, al mando del General Bartolomé Mitre.

Pero estaba escrito que no había de permanecer Juan Lucio mucho tiempo sin empuñar nuevamente la espada y es así que formó parte de la Campaña de Pavón, combate que se llevó a cabo el 17 de septiembre de 1861, cuya finalidad fue la unificación de la República Argentina. Como anteriormente lo hizo, bajo las órdenes del General Mitre, luchó contra el General Urquiza cuyo Ejército Nacional estaba integrado, en su mayoría, por las milicias de Corrientes y Entre Ríos. Al retirarse el General Urquiza del campo de batalla, el triunfo de Buenos Aires sería un paso importante para la integración argentina. Somoza finalizó la campaña con el grado de Teniente 1º.

Juan L. Somoza a los 32 años
Fuente: Archivo General de la Nación

Durante la presidencia de Bartolomé Mitre (1862-1868), a principios de junio de 1865 se declaró la guerra al Paraguay denominada Guerra de la Triple Alianza , pues intervinieron conjuntamente tres países, Argentina Brasil y Uruguay. Juan Lucio se incorporó al Batallón San Nicolás con el grado de capitán, al mando de la 4º Compañía. Este Batallón, a las órdenes del Teniente Coronel Juan Carlos Boerr, formó parte de la 1º Brigada del Primer Cuerpo del Ejército. Ese 15 de mayo Juan Lucio tuvo que hacerse cargo del mando por enfermedad de Boerr. Posteriormente fue ascendido a sargento mayor y al año siguiente (1868) a Teniente Coronel.

En el devenir de la guerra intervino en diferentes batallas como las de: Yatay, Uruguayana, Cajón Paraguayo, San Juan y Pehuajó, Estero Bellaco, Tuyutí, Boquerón, en el Chaco, Sierra Azcurra, toma del pueblo Caraguatay, entre otras. Rosetti, Aldecoa, Echegaray, Chalrone, Valerga, Pagola y otros miles fueron hombres ilustres de aquella Campaña.


Al finalizar la contienda, a fines de 1869, regresó a Buenos Aires con su Batallón y el 8 de enero desembarcó en San Nicolás. Fueron más de 500 soldados a la guerra y regresaron poco más de 120 hombres que ofrecieron su vida y coraje a la patria que se estaba formando. Al disolverse el Batallón el Tnte. Coronel los despidió así:
”Soldados: después de cuatro años y medio de heroicos sacrificios, pisáis el suelo de la patria entre las entusiastas vivas de un pueblo generosos que saluda vuestra gloria y reconoce con sincero agradecimiento el heroísmo de sus valientes hermanos, que al volver a la patria vienen a ser ciudadanos y a gozar de los derechos del hombre libre”.

En 1870, contrajo enlace con la nicoleña Trinidad S. García que perece en 1897. Años más tarde se casa con Carmen de la Sota , que también falleció en 1924. Con la primera esposa tuvo ocho hijos: Juan Lucio, Felipe Mariano, Segundo Román, Carlos Segundo, Juana Isabel, Samuel María, Ricardo Antonio y María Trinidad.

Por disposición de la Legislatura Provincial (1870) durante cinco años integró la Comisión de la Distribución de Tierras, tierras adjudicadas a los soldados que integraron la Guardia Nacional. También, en ese mismo año, fue designado Inspector de Milicias del Sud por el gobernador de la Provincia de Buenos Aires Don Emilio Castro. Una de sus tareas fue abonar los sueldos a los soldados de la Guardia Nacional apostada en la frontera Costa Sud de la provincia de Buenos Aires. Este cargo lo desempeñó hasta 1874, fecha en que tuvo que abandonarlo por las injusticias que fue víctima y por lapso de un año emigró a Montevideo. Ya en 1873 se retiró de la actividad militar y durante doce años se dedicó a sus tareas comerciales en la Casa de Consignaciones de Hacienda y Frutos del país.

Entre 1880 y 1882 recorrió el sur argentino en búsqueda de minas de carbón. Es allí, mas exactamente en la desembocadura del río Grande en Tierra del Fuego con un gran frente sobre el golfo Skyring en el estrecho de Magallanes, adquiere la Mina Marta , cuyo socio fue el Sr. Miró. Constaba de 7343 ha , casi tres leguas; con dos vetas enteramente regulares al descubierto en varios puntos del lecho del río. Su labor fue infructífera y los resultados negativos.

Por iniciativa propia Juan Lucio fue el promotor y el que llegó a concretar frente al pueblo de San Nicolás de los Arroyos el ansiado puerto sobre el río Paraná y su dragado. Loable tarea que estuvo acompañado por Carlos F. Roll y Tomás J. Bonfiglio. Era un pedido a voces de agricultores, exportadores y comerciantes, que buscaban una entrada y salida de sus productos de la región, y también fue una forma de unir aquellos puertos que ya estaban instalados sobre el mencionado río, como San Pedro, Santa Fe, Rosario y Paraná.

En 1885 fue electo diputado en la legislatura provincial, finalizando en 1887 y pasó a ser Senador de la Provincia , durante dos períodos consecutivos hasta 1894. Al mismo tiempo con el cargo de presidente ocupó de las tareas de la Oficina de Contabilidad de la Provincia , presidió la Comisión Arbitral de Cereales en la Bolsa de Comercio. Fue un ferviente defensor de la candidatura de Máximo Paz para gobernador de la provincia, administración que se destacó como una de las mejores que tuvo el país. Y al organizarse la Guardia Nacional fue designado jefe del Regimiento 12 de Infantería y luego del Regimiento 2, en la Capital Federal.

Cumpliendo la función de Senador en el Congreso de la provincia de Buenos Aires se le encomendó la tarea de investigar “el estado en que se encuentran las causas de los procesados en los cuatro Departamentos Judiciales de la Provincia de Buenos Aires” (Carta de la presidencia del Senado Provincial, 1891). En las elecciones del 30 de marzo de 1890 fue reelecto Senador.

En 1889 fue nombrado Caballero Argentino de la Orden del Santo Sepulcro, la Orden surgió a raíz de la necesidad de la custodia y defensa del Santo Sepulcro, sitio en la cuidad de Jerusalén, dominado por los turcos y conquistado por las cruzadas (1099). Así se formó un grupo de monjes y guerreros que se regían por las reglas de San Agustín. Interviniendo en varias luchas y expandiéndose por Europa y todo el mundo. Llegó al Río de la Plata con ansias de una permanente vinculación espiritual y de recibir donaciones de bienes para la conservación de los lugares sagrados.

En el año 1890 ocupaba el cargo de presidente de la Nación Argentina el Dr. Juárez Celman y ante una crisis del gobierno estalló la Revolución de Julio encabezada por el jefe militar el general Manuel J. Campos, cuyo motivo fue la corrupción y la codicia que existía en el poder, se puede decir que las razones fueron de carácter ético. Durante dos días de la disputa encarnizada finalizó la contienda con la firma de un armisticio, aceptado debido a la debilidad y sin provisiones de guerra por parte de los revolucionarios. El Dr. Pizarro, desde su banca de senador dice: “que si la revolución estaba vencida, el gobierno estaba muerto”. Como consecuencia de la misma el Dr. Juárez Celman renuncia a su cargo y asume como presiente de la Nación el Dr. Carlos Pellegrini. Juan Lucio fue designado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires Jefe de las Fuerzas del Norte, trasladándose éste a San Nicolás donde las organizó.

Ese 29 de julio de 1890 la familia Somoza fue testigo de un hecho muy confuso: “Hallábanse anteayer en su casa de la calle Victoria (actual Hipólito Irigoyen, ciudad de Buenos Aires) las personas que aquí firman, y estaban sentadas en la mesa después del almuerzo; era en lo más recio de la lucha que se ensangrentaban las calles de Buenos Aires, cuando de repente se oyó un terrible estruendo en la casa: ¡una granada lanzada por buques de guerra perforaba tres paredes, pasaba entre las cabezas de madre e hija, yendo a parar sin estallar a los pies de éstas!. El pavor y admiración llenaban los corazones de todos los presentes, congratulándose de haber salido incólumes del gravísimo peligro: como devotos sinceros de la Virgen de Luján no pudieron menos de atribuir el portento singular a su poderoso valimiento, en prueba de lo cual vienen con el mayor agradecimiento a visitar a la Señora , eficaz bienhechora. 31 de julio de 1890 – Trinidad G de Somoza,.- Isabel Somoza.- Felipe Somoza.- Segundo Somoza.- Ricardo Somoza.- María Trinidad Somoza.- Juan Lucio Somoza.- Samuel Somoza, con los sirvientes o mucamos: Fermín Acevedo y Teresa Garrido”. (Historia Popular de la Virgen de Luján, 1943).

Cuando en 1893 se organizó la Guardia Nacional , fue nombrado Jefe del Regimiento 12 de Infantería y más tarde paso a esta al frente del Regimiento 2 de la misma arman hasta 1900 en la Capital Federal. La figura del Teniente Coronel Somoza se veía engalanada con amistades de la índole de Bartolomé Mitre, que se puede leer en una de sus cartas: “Buenos Aires, diciembre 8 de 1893.-Bartolomé Mitre saluda afectuosamente a su amigo y antiguo compañero de armas Don Juan L. Somoza, y conociendo sus patrióticos sentimientos, de que ha dado pruebas, cree interpretarlos en honor suyo y bien del país, al esperar que prestará la influencia de su buen nombre, a fin de que la provincia de Buenos Aires alcance, por el voto libre de sus ciudadanos, un gobierno digno que responda a us legítimas aspiraciones”.


Teniente Coronel Juan Lucio Somoza
Fuente: La Gacetilla. Revista Biográfica Argentina, 1918

Mas adelante, en 1894, Juan Lucio Somoza conjuntamente con los Señores Eugenio Terrassón, Domingo Ballestero, Gustavo Wiengreen y Pedro Goytía formaron una comisión para la administración, vigilancia de los trabajos de canalización del arroyo Yaguarón, y como también el dragado de los bancos existentes. En el mismo año se desempeñó como Director del Banco de la Provincia de Buenos Aires y participó en la instalación de una Escuela Nacional.

Su vida siempre estuvo ligada al ejército argentino, en 1910 hizo entrega de la bandera del batallón San Nicolás al Museo Histórico Nacional, tristemente extraviada en el recinto histórico mencionado. Al recibirla de manos de la Municipalidad de San Nicolás el Tnte. Cnel. Somoza dijo: “Esa bandera, confeccionada por manos argentinas, hijas de este histórico pueblo, es la misma que sirvió de enseña gloriosa al batallón San Nicolás, en toda la campaña del Paraguay….Séame permitido recordad que hoy 1º de enero de 1910 hace cuarenta años que desembarcamos en la capital de la provincia de Buenos Aires, de regreso de al campaña del Paraguay y el 8 de enero del mismo año de 1870 entregaba esta querida reliquia a esta Municipalidad en depósito sagrado, hasta que el museo se instalara, porque allí es donde corresponde estar, puesto que ella no es solo un emblema histórico nicoleño sino nacional, porque argentinos fueron los triunfos que alentara”.

En 1915 por ley nacional se le otorgó el grado de coronel del ejército. Entre las elocuentes manifestaciones que se le tributaron merece destacarse el banquete que se realizó en el Club del Progreso, asistiendo altas personalidades de nuestro país, club que lo nombró más tarde Vicepresidente 2° de su Comisión Directiva. También fue miembro de la Comisión Directiva del Centro de Sobrevivientes de la Guerra del Paraguay.


Juan Lucio Somoza a los 89 años de edad.
Fuente: Archivo Familiar.

Durante su ardua y fructífera vida recibió las siguientes condecoraciones: Campaña del Paraguay (1865-1869), Campaña del Paraguay (1869-1870), Ejército Argentino de Operaciones contra Paraguay “Al valor y la Constancia , la Nación agradecida”, Uruguayaza, Recompensa a la bravura militar – Ejército en operaciones contra el gobierno del Paraguay – Imperio de Brasil, Vencedores de Yatay, Escudo “Honor al valor y disciplina”. República Argentina – Cordones de Tuyutí. En julio de 1922 fue nombrado presidente Honorario del Tiro Federal de la ciudad de San Nicolás de los Arroyos.

 

El martes 23 de abril de 1928 falleció en San Nicolás de los Arroyos el coronel Juan Lucio Somoza a la edad de 92 años, hasta ese entonces uno de los pocos sobrevivientes de la Guerra del Paraguay. El intendente de la ciudad Don Pedro Gorbarán dicto un decreto que señalaba los honores que se rendirían en su homenaje: izar a media asta la bandera nacional señal de duelo en la casa municipal, entornar las puertas durante el acto de sepelio, solicitar al Honorable Concejo Deliberante que se dé el nombre del extinto a una de las calles de esta ciudad, entre otros honores. ( La Nación , 1928).

El Ministro de Guerra de la Nación , no bien se enteró del fallecimiento de Juan Lucio dispuso que una comisión compuesta por cinco coroneles retirados del ejército acompañe los restos del extinto desde el momento de la llegada hasta su última morada. Dicha comisión estuvo compuesta por los coroneles retirados Alejandro Fernández, Froilán Leila, Luís F. Pérez y Juan Cruz Salvadores y coronel asimilado retirado Dr. Florencio J. Pereyra. Dispuso también que en el acto del sepelio se rendirán honores reglamentarios tropas de la 1° División del ejército. ( La Nación , 1928).

“La vida del coronel Somoza, llamado el héroe de San Nicolás, está llena de rasgos de abnegación y honrosos recuerdos, pues aparte de sus méritos como político, militar y legislador, era un verdadero filántropo en la más noble acepción de la palabra, desde que su fortuna estuvo siempre al servicio de las más bellas causas y su mano se extendió siempre, sin alardes, al llamado de un sentimiento cierto de piedad…....era una de las encarnaciones más genuinas de la gloriosa Guardia Nacional y una de las personalidades militares más conocidas del país”.

Referencias

Chervo, Santiago G. (1978) Coronel Juan Lucio Somoza. Militar, Legislador, Político. Hombre de acción en el Ayer Nicoleño. Municipalidad de San Nicolás de los Arroyos. Museo y Archivo Histórico “Primer Combate Naval Argentino”. Hombres y Mujeres del Ayer en San Nicolás de los Arroyos. Serie VI, Nº6.

Carta de Bartolomé Mitre a Juan Lucio Somoza. Diciembre 8 de 1893.

Carta de Juan Lucio Somoza a Bernardo de Irigoyen, marzo 14 de 1899.

Carta de Juan Lucio Somoza a su hijo Felipe. Agosto 12 de 1910.

Carta del Tiro Federal de San Nicolás de los Arroyos. Julio 15 de 1922.

Carta de José Biedma a Juan Lucio Somoza. Febrero 11 de 1926.

Diarios y cartas de procedencia familiar sin fecha.

Documentación de la Presidencia del Senado de la Provincia de Buenos Aires. Junio 4 de 1873. Junio 16 de 1873. Diciembre de 1873. Abril 28 de 1890. Octubre 23 de 1891.

Diario La Razón , lunes 23 de abril de 1928.

Diario La Nación , domingo 12 de septiembre de 1980.

Historia popular de la Virgen de Luján. Patrona Jurada de Argentina, Uruguay y Paraguay. Imprenta Taller Gráfico San Pablo. Buenos Aires. 1944. Luján: 1943 – Paraguay: 1945.

“ La Gaceta ” Revista Biográfica Argentina Año XIV – N° 95 y 96. Buenos Aires, enero y febrero de 1918.

“La batalla de Tuyuti” Conferencia del Sr. Carlos María Gelly y Obes. Museo Mitre. Mayo 17 de 1972.

Ruiz Moreno, Isidoro J. LA Orden de Caballería del Santo Sepulcro. Noticia Histórica e Institucional. Lugartenencia en Argentina. Impresiones Dunken. Buenos Aires. 2005.

Yaben, Jacinto R. “Biografías argentinas y sudamericanas” Tomo V Pag. 717/719.

-------------------------

Autora de este documento:

Licenciada Graciela Beatriz Jauregui, esposa del Licenciado Carlos Eduardo José Somoza, biznieto del Coronel Juan Lucio Somoza.

Concordia 989 . (C1407 DIQ)
Ciudad de Buenos Aires.
República Argentina

FELIPE M. SOMOZA

Linaje aportado por d: Carlos Eduardo J  SOMOZA (Buenos Aires, Argentina).

El Hidalgo Don  FELIPE MARIANO SOMOZA habría nacido en 1797 no conociéndose su nacionalidad y falleciendo el 04 de noviembre de 1844 en Brasil. Casado con Juana Baya (argentina) 1807-1845 y fue padre de 16 hijos.

Uno de sus hijos Juan Lucio (1836-1928) era mi bisabuelo, militar argentino, político y Caballero del Santo Sepulcro, tuvo ocho hijos.

Mi abuelo fue Samuel Maria (1878-1932).

Busco conocer de donde es oriundo D. Felipe Mariano Somoza.
Creo que podría haber sido oriundo de Monforte de Lemos (Lugo, España).

SOMOZA DE JAÉN A GUATEMALA Y NICARAGUA

Conexión entre Jaén y Guatemala, con paso por el Puerto de Santamaría.

Gaspar de Somoza y Gámez Ballesteros nació en el Puerto de Santa María, Cádiz, en 1669 y falleció en Guatemala el 18 de Septiembre de 1722, siendo su familia paterna oriunda de la ciudad de Ubeda, en Jaén. Fue capitán y casó en Guatemala el 11 de Julio de 1694 con doña Josefa de Cuéllar y González Cid, Barahona de Loaisa y Espinoza de los Monteros, descendiente de conquistadores y de noble familia. Son sus descendientes los Somoza Hidalgo, los Aparicio, Ortega Montañez, Ponce de León, Zabala Corona, García Granados y muchos más.

El siguiente párrafo proviene del libro "Conquistadores de Guatemala y Fundadores de Familias Guatemaltecas", por Edgar Juan Aparicio y Aparicio" (1961). Referencia: http://genforum.genealogy.com/guatemala/messages/259.html

D. Francisco Somoza (1620) casado con Dª Catalina de Rivera y Guzmán (1635). Era Capitán, pasó a Guatemala alrededor de 1650, segun parece procedente de Galicia, siendo enviado a reforzar las guarniciones de Nicaragua donde se quedó.

De una de las lineas familiares de D. Francisco Somoza es descendiente el general D. Anastasio Somoza García (1896) casado con Salvadora Debayle Sacasa, que 1937 asumió el poder como Presidente de Nicaragua, cuando los marines de EE.UU. la abandonan. Le sucedió en el cargo su hijo D. Luis Somoza Debayle. Ambos gobernaron durante un periodo muy conflictivo que se desencadenó con la "Revolución Sandinista".

Referencias sin confirmar

PARENTELAS CON LOS QUIROGA


1641.- Dª. Marina Méndez de Somoza, vecina de Castro Caldelas y natural de San Juan de Pobeiros (hija de Antonio González de Somoza y de Dª Isabel Méndez de Losada) casó con D. Francisco Enríquez de Quiroga (Caballero de Santiago).

1636.- D. Gonzalo Sánchez de Somoza y Quiroga, obispo de Mondoñedo en 1636, era hijo de D. Gonzalo López de Somoza y Dª Catalina de Quiroga y Balboa.

1684.- Testamento de D. Mendo Vázquez de Somoza y Aguiar (cura de San Estebo y de San Martiño de Folgosa) en el que se llama hermano de Isabel Pardo Somoza y Aguiar, casada con D. Juan Quiroga y Osorio, de Folgosa a quien cedió todos sus bienes. Nombró tambien primer capellan de la iglesia de San Juan de Folgosa a su sobrino D. Antonio Pardo Somoza.

PARENTELAS CON LOS MAZA


La casa de la Maza, llamada posteriormente de Lomas, es tradicionalmente conocida como “Casa dos Señores de Felpás” al pertenecer a este linaje.

Está situada en la parroquia de Santa Mariña de Outeiro do Rei (Lugo).

PARENTELAS MAZA SOMOZA

Del Castillo de la Maza aparece como propietario y Señor en la segunda mitad del siglo XVIII, D. José de la Maza y Cutiño (padre de José María), padre de:

José María de la Maza y Somoza, que casó con Doña Josefa Quiroga Hermida, de cuyo matrimonio fueron hijos, Doña Carmen de la Maza y Quiroga, que casó con D. Javier Troncoso de Lira y Garza, señor y mayorazgo de la Casa de los Pasos.

Doña Juana de la Maza y Somoza casada en 1797 con D. Vicente Quiroga Bermúdez de Castro, señor del Pazo de San Roque, en Vigo.

PARENTELAS MONTENEGRO SOMOZA

D. Juan de Montenegro , alguacil mayor del Real Consejo de Italia, que casó con Dña. María Feliciana de Ulloa (hija del capitán D. Arias de Cedrón y Ulloa del lugar de Fingoi en Lugo,y de Dña. Isabel de Prado y Ulloa de la casa de Friol), hijos de D. Juan y Dña. María fueron:

D. José Esteban de Somoza y Montenegro, fue oidor de la Audiencia de la Coruña, D. José estuvo casado con Dña. María de Temes y Boán de este matrimonio el vinculo pasó a D. José Benito Montenegro y Mosquera Ojea y Taboada, graduado en ambos derechos, del gremio y claustros de la Real Universidad de Santiago, regidor perpetuo por S.M., de su ciudad y provincia, dueño y señor de la casa fuerte de Don Freán y su juzgado, de la casa torre y pazo de Arcos Fontao con sus respectivas jurisdicciones civil y criminal, de San Jorge de Cristimil, Porreiros y del coto de San Martín de Maceira y otras, residente en la ciudad de Lugo.

Referencias: Xenealoxia.org

Traducir página a:

<= VOLVER ATRÁS

Este sitio usa Cookies. Más información.
Si continúa navegando en este sitio acepta su uso. Salir.


Ahora puede entrar aquí desde el móvil.
Contenidos: Copyright © Antecesores.com
(Todos los derechos reservados).
Motor Moviredes © 2013 Antecesores.com